Acceso Registro
Banner

El Ártico se quedará sin hielo en el 2040 por cambios climáticos

E-mail Imprimir PDF

Así lo cree un científico de la Administración Nacional Oceánica y Atmosférica de los Estados Unidos (NOAA), por los efectos del cambio climático y del calentamiento global

Jeff Key, jefe del Centro de Investigación y Aplicaciones de Satélite de la NOAA, dijo en Washington que en el 2040 el Ártico podría quedarse sin hielo debido al cambio climático y al calentamiento global.

 El científico de la Administración Nacional Oceánica y Atmosférica de EU., dijo que la extensión de capa de hielo en el Ártico es la menor desde finales de la década de los 70's, cuando comenzaron los registros con satélite y cada vez es más delgada.

 La tasa de declive para el mes de marzo es del 2.6% por década desde finales de 1970 de acuerdo a los datos recogidos por la agencia federal.

 Key advirtió que el inicio del repliegue de la capa de hielo se ha adelantado "entre dos y tres semanas" en los últimos años.

Esta tendencia conlleva importantes implicaciones para las rutas marítimas, la pesca, la fauna local como los osos polares, la explotación de recursos naturales y las comunidades nativas de Alaska.

"Estamos avanzando hacia lo que potencialmente podría ser un Ártico sin hielo en verano cerca del año 2040", precisó el científico, con sede en la Universidad de Wisconsin-Madison.

Por su parte, Ed Farley, director del Programa de Vigilancia y Evaluación del Ecosistema Pesquero de Alaska, en Juneau, citó los crecientes problemas que enfrentan las comunidades nativas en el norte de Alaska para llevar a cabo su pesca de subsistencia de ballenas ante el menor grosor del hielo en el Mar de Chukchi.

También los osos polares, agregó, han sufrido las consecuencias ya que se ven obligados a replegarse hacia el continente ante la incapacidad de sobrevivir en témpanos de hielo cada vez más frágiles, donde la comida les aporta menos grasa de la necesaria para sobrevivir los duros inviernos.

Ambos científicos advirtieron que los efectos de la reducción de la capa hielo no sólo se concentran en el Ártico y zonas cercanas, sino que tienen influencias notables en el clima del resto del planeta como en la formación de huracanes o en el conocido como tercer polo, la cordillera del Himalaya.

Entra Océano Ártico a una nueva era

Mientras que con el adelgazamiento de las placas de hielo algunas especies se verían beneficiadas por el crecimiento de plancton, otras sufrirían las consecuencias.

Expertos del Instituto Polar Noruego estiman que la región del Océano Ártico estaría entrando a una nueva era, pues está experimentando cambios profundos propiciados por el cambio climático, que están impactando en la biodiversidad local.

Los científicos noruegos investigan cómo el cambio climático está afectando al Océano Ártico, en particular analizan el aumento de las temperaturas y la forma en que estas están influyendo en la formación de nuevas capas de hielo y también en el deshielo.

El instituto afirma que la evolución de una capa de hielo permanente a una delgada cubierta que se desvanece en el verano podría empeorar el efecto del cambio climático, pero que el fenómeno no ha sido estudiado lo suficiente.

Para obtener más información sobre lo que está sucediendo en el Ártico, el Instituto Polar envió una expedición a Nordaustlandet, una isla al norte de Noruega, a fin de estudiar el movimiento del hielo durante los meses más fríos y más calurosos del año.

Entre noviembre de 2014 y marzo de 2015, los científicos, que enfrentaron temperaturas extremas y oscuridad total, reunieron datos sobre el estado del hielo cuando se congela durante el invierno polar.

Un aspecto importante de la expedición es examinar los mayores témpanos de hielo que han sobrevivido durante muchos años y la proporción de hielo más joven y delgado que se está formando.

El director del instituto, Jan-Gunnar Winther, declaró a la cadena británica de noticias BBC que la medición de lo que ocurre en el invierno era vital para mejorar los escenarios de cambio climático futuro.

"No tenemos casi datos del Océano Ártico en invierno, con pocas excepciones, por lo que esta información es muy importante para poder entender los procesos cuando el hielo se congela en invierno y nos quedaremos aquí cuando se derrita en el verano", sostuvo.

"Un nueva era está comenzando, vamos del hielo viejo al hielo joven, más delgado, y los modelos climáticos utilizados en la actualidad no han capturado esta nueva situación del hielo", explicó Gunnar Winther.

"Ahora, sabiendo cómo se comporta el hielo hoy en día se pueden mejorar los modelos climáticos, los cuales a su vez mejoran las proyecciones para el cambio climático global", añadió.

Este esfuerzo de investigación se presenta como científicos estadounidenses han reportado que el máximo de hielo marino del Ártico registró su nivel más bajo en invierno desde que comenzaron los registros satelitales.

Como parte de la investigación, un grupo de biólogos estudian a su vez el impacto de este cambio en la biología polar y hasta ahora han encontrado que la biodiversidad que vive bajo el hielo se ha reducido.

"Esto es una gran preocupación porque los animales son presas importantes para las aves marinas que se alimentan en el borde del hielo y para los animales marinos que se alimentan de ellos", explicó el doctor Haakon Hop, quien dirige al equipo de biólogos.

 El biólogo Philipp Assmy afirmó que es importante entender cómo algunas especies podrían beneficiarse de que el océano tenga menos cobertura de hielo, ya que la luz solar permitiría que florezca plancton, mientras que otras sufrirían.

 "Los organismos que viven en el océano en realidad aumentarían, ya que habrá más luz disponible para que crezcan. Por otra parte, los organismos vivos en el hielo marino es probable que disminuyan a medida que su hábitat se deteriora", explicó.

 La expedición intenta obtener una evaluación completa de todos los aspectos clave en el Ártico, por lo que ha desplegado dispositivos de seguimiento sobre los témpanos de hielo para monitorear el movimiento y adelgazamiento del hielo después que termine la expedición, en junio.

Reforma/EFE 

Acerca de

Redes Sociales

Acceso

Registro

*
*
*
*
*

* Campo requerido