Acceso Registro
Banner

Preocupa al Banco de México situación de Pemex

E-mail Imprimir PDF

Plantea trabajar para distinguir a México de otros países emergentes
Banxico mantiene tasa, ve riesgos para inflación y crecimiento
Banxico subiría las tasas por prevención
Pemex pagará a los proveedores vía factoraje

La Junta de Gobierno del Banco de México (Banxico) dejó sin cambios el objetivo de la tasa de interés interbancaria, en 3.25%, y advirtió que es necesario incrementar la confianza del mercado, pues “no se puede descartar que la volatilidad financiera internacional permanezca alta e incluso se incremente”.

 En un comunicado, afirmaron que es “fundamental mantener un marco macroeconómico sólido en nuestro país, para lo cual es necesario llevar a cabo los ajustes requeridos en las finanzas públicas, incluyendo a Pemex”.

 De este modo, “se absorberá el choque a los ingresos públicos que han representado la caída y el deterioro de las perspectivas del precio del petróleo”.

 Éste es el segundo anuncio monetario consecutivo donde Banxico externa su preocupación sobre la situación fiscal de Pemex.

 Los banqueros enfatizaron que se debe trabajar para distinguir a México de otros países emergentes, “de tal forma que el componente de riesgo soberano en las tasas de interés, al igual que otras primas de riesgos, permanezcan en niveles bajos”.

 Esto último “es crucial ante el actual entorno externo en el que las condiciones financieras se están tornando más astringentes”.

 Mario Correa, economista en jefe de Scotiabank para México, ha explicado que las condiciones astringentes “se presentan cuando el mercado se pone tenso, es decir, se secan las posiciones, y la gente que quiere dólares no los encuentra y hace que el dólar suba más”.

Bajo crecimiento ancla tasa

 En el comunicado, los banqueros centrales consideraron que en la economía doméstica prevalecen las “condiciones de holgura”, por lo que “en los próximos trimestres no se anticipan presiones generalizadas sobre los precios provenientes de la demanda agregada”.

 Refirieron que continuarán vigilantes de la posición relativa con la política monetaria de Estados Unidos. La Reserva Federal (Fed) dejó sin cambio también el objetivo de la tasa de fondos federales en enero pasado. Y se comprometieron de nuevo a no descuidar la evolución de la brecha del producto.

 El gobernador del Banco de México, Agustín Carstens, ha explicado que cuando observan “holgura”, significa que la economía sigue creciendo debajo de su potencial, porque no todos los factores de producción están funcionando en toda su capacidad. Y este diagnóstico ha permanecido constante en los anuncios monetarios desde fines del 2014.

Depreciación preocupa más

 Analistas de Banamex, Barclays y Base Casa de Bolsa concuerdan en que son tres los riesgos que destacan los miembros de la Junta de Gobierno de Banxico en la minuta. Se trata del “debilitamiento significativo del peso, que tuvo lugar aun cuando la Fed mantuvo sin cambio su tasa de referencia”.

 De acuerdo con Joel Virgen, economista de Banamex, el banco central presenta un deterioro en el balance de riesgos de corto plazo para la inflación, que se explica por la depreciación del peso.

 Con él concuerda Marco Oviedo, economista en jefe para México en Barclays, quien refiere que “Banxico está claramente preocupado acerca de la debilidad del peso” y envía una señal de que éste podría seguir deslizándose de la mano de la incertidumbre por el precio de los energéticos.

Pemex, el riesgo

 Gabriela Siller, economista de Banco Base, evidenció el llamado explícito que hicieron en el comunicado a que se realicen los ajustes en las finanzas públicas que incluyen a Pemex.

 El director de análisis en Vector Casa de Bolsa, Rodolfo Navarrete, ya había explicado que la situación de Pemex es tan complicada que ha merecido el análisis de Banxico en las reuniones monetarias desde diciembre, cuando decidieron la subida de tasas. 

Tendencia de baja

 Analistas de Intercam y del Deutsche Bank destacan que en México la curva de los bonos M ha tenido un desplazamiento a la baja, promediando 30 puntos base de descenso acumulado en lo que va del año.

 “Las tasas de los bonos M debieran seguir en sincronía a las de los bonos del Tesoro, que se mantienen en descenso; se descuenta que si la Fed no sube la tasa de referencia, Banxico tampoco lo hará”.

 El economista en jefe para México del Deutsche Bank, Alexis Milo, se apoya en la curva swap de TIIE (Tasa de Interés Interbancaria de Equilibrio) que, considera, descuenta una probabilidad de 80% de un alza de la tasa de política en marzo, “que a nuestro juicio supone que Banxico no puede evitar seguir a la Fed”.


El Economista/Yolanda Morales

Artículos relacionados

Banner

Acerca de

Redes Sociales

Acceso

Registro

*
*
*
*
*

* Campo requerido