Acceso Registro
Banner

Estado Islámico embiste en Siria con masacres y secuestros

E-mail Imprimir PDF

El grupo tomó unos 400 rehenes tras una brutal matanza en Deir al-Zur

 La ofensiva del grupo terrorista Estado Islámico (EI) contra barrios en manos del régimen sirio de la ciudad de Deir al-Zur, en el este de Siria, dejó ayer más de cien soldados y civiles muertos y la toma de cerca de 400 rehenes.

 La escalada de la ofensiva de EI empezó el sábado cuando ocho de sus miembros atacaron con armas de fuego el hotel Al-Furat, donde se alojaban miembros de las fuerzas gubernamentales sirias en el barrio homónimo, según la radio Al-Bayan, que depende de los jihadistas.

 Los atacantes mataron a "decenas" de los miembros de las fuerzas sirias y luego detonaron cargas explosivas, lo que provocó una nueva masacre del grupo sunnita islamista.

 Este ataque fue el inicio de una amplia ofensiva que permitió luego a EI controlar la importante población de Al-Baguiliya, ocho kilómetros al norte de Deir al-Zur, y las zonas periféricas de esta ciudad, conocidas como "La Colina de los Combustibles", "El Almacén de las Fuerzas Especiales", "La Torre de la Radio" y Al-Ruad.

 "Al menos 150 personas fueron decapitadas en la masacre de Deir al-Zur, incluso decenas de mujeres y chicos", informaron otras fuentes.

 Los jihadistas cometieron la matanza en "dos barrios controlados por el régimen sirio en Deir al-Zur, Ayash y Begayliya", precisaron estas fuentes. "Los mataron casa por casa", al tiempo que otras fuentes aseguraron que algunas de las víctimas "fueron crucificadas".

 El Observatorio Sirio de Derechos Humanos confirmó que durante las últimas horas EI ejecutó a 85 civiles en su nueva escalada de violencia en Deir al-Zur y secuestró a otros 400. Además, 50 miembros de las tropas gubernamentales y de milicias afines murieron durante los choques.

 La mayoría de esas personas fueron acusadas por los jihadistas de ser familiares de los integrantes de las fuerzas de seguridad del régimen o de grupos armados que luchan al lado de las tropas de Bashar al-Assad. Sin embargo, la agencia oficial siria de noticias, SANA, aumentó la cifra de muertos a manos de los terroristas a 300 personas, incluidas varias decenas de chicos y mujeres, que en su mayoría eran familiares de soldados destinados en Deir al-Zur.

 Los jihadistas pretenden controlar Deir al-Zur por su ubicación estratégica, próxima a los pozos de crudo en el este del país, su cercanía al río Éufrates y a las fronteras con Irak, donde EI controla amplias zonas.

La Nación 

Artículos relacionados

Banner

Acerca de

Redes Sociales

Acceso

Registro

*
*
*
*
*

* Campo requerido