Acceso Registro
Banner

La Casa Blanca dialoga directamente con los kurdos de Siria

E-mail Imprimir PDF

Tras el repentino aumento esta semana de los bombardeos de la coalición sobre el Estado Islámico (IS) en Kobane, que están permitiendo a los defensores recuperar terreno, puede estar el primer contacto directo oficial entre EEUU y los kurdos de Siria.

 La portavoz del Departamento de Estado de Washington, Jen Psaki, ha confirmado en la noche del jueves conversaciones con el Partido de la Unión Democrática (PYD), la más influyente de las más de 12 formaciones políticas que forman el arco regional.

 De acuerdo con Psaki, el diálogo tuvo lugar durante el fin de semana "fuera de la región". El conocido periodista de la versión en árabe de Voice of America, Zaid Benjamin, ha detallado que el encuentro, prolongado, fue en París. Ha añadido, a través de Twitter, que en él participaron el colíder del PYD, Salih Muslim, y el embajador de EEUU en la capital gala Charles Rivkin.

 Jen Psaki ha matizado que la discusión estuvo enfocada en la amenaza del IS y que es la primera vez que ambas entidades se ven las caras. Este cara a cara inaugura una nueva fase en la estrategia de la coalición internacional anti IS, que continúa debilitando mediante bombardeos aéreos al grupo radical que asedia Kobane.

 Supone un reconocimiento implícito al ente político que, con el nombre de Rojava y dividido en tres cantones -Yasira, Afrin y Kobane- constituyeron los kurdos de Siria a finales de 2013 tras la retirada estratégica de las tropas de Bashar Asad de la mayor parte del territorio kurdo sirio. Damasco, que legalizó el PYD al principio de la contienda de Siria, no reconoce la autonomía kurdo siria pero ha combatido ínfimamente contra ella.

 Encuentros anteriores

 Hasta la fecha, Washington no había reconocido reuniones con el PYD. Sin embargo, el medio Foreign Policy informó la semana pasada de la existencia de varios encuentros informales con el partido, desde 2012 y en París, a través de un interlocutor sirio basado en Europa.

 De acuerdo con lo declarado a Foreign Policy el ex embajador de EEUU en Siria, Robert Ford, este flujo comunicativo se desarrolló con cautela para no enfadar a Turquía, que considera al PYD filial de la guerrilla kurdo turca PKK, pero que a su vez estaba involucrada en su propio diálogo con el PYD. Salih Muslim, por su parte, ha reiterado que no sigue órdenes del PKK y que su trato con él no pasa de afinidad ideológica.

 Al mismo tiempo paradójicamente, según Foreign Policy, ambos trataban de contrarrestar la influencia de la formación de Salih Muslim. Lo hacían cuidando del Consejo Nacional Kurdo (KNK), una alianza de partidos kurdo sirios a la que instaron a integrarse en la opositora, de mayoría árabe, Coalición Nacional Siria (CNFROS), la única disidencia reconocida por EEUU.

 La cita coincide justo con el bombardeo por parte de Turquía, de posiciones del PKK cerca de su frontera con Irak. Para los turcos, las Unidades de Protección del Pueblo (YPG), las milicias que el PYD ayudó a crear y que estos días defienden Kobane, son equivalentes al PKK. El presidente Recep Tayyip Erdogan ha proclamado recientemente que el "IS y PKK son lo mismo", y no ha dado muestras de entendimiento con Salih Muslim, al que critica por no posicionarse radicalmente en contra del régimen sirio.

 A pesar de que el PKK - no las YPG ni el PYD - están en la lista de grupos terroristas de Washington, Ankara y la UE, numerosos países occidentales empezaron a ver con otros ojos a los milicianos kurdos cuando su acción armada resultó decisiva para contener el avance del IS en el norte de Irak durante el verano. Esto ha hecho que se multipliquen las llamadas populares a retirar el PKK de dichas listas.

 Esta acción escocería sobremanera en Ankara, que con el último bombardeo aéreo al PKK, el primero en casi dos años de negociaciones de paz con la guerrilla, ha querido aclarar al mundo qué tipo de relación desea mantener con los "terroristas" kurdos de Siria e Irak.

 Este jueves se ha publicado que Turquía devolverá a Kobane a unos 150 kurdos, capturados en los últimos días en la frontera al huir del acoso del IS a su ciudad. Según la administración, todos son sospechosos de pertenecer al PYD. De acuerdo con lo que ha podido conocer EL MUNDO, en el grupo original de detenidos, que era de 270, había mujeres, niños y civiles que aseguraban no tener más relación con el PYD que la política.

El Mundo 

Artículos relacionados

Banner

Acerca de

Redes Sociales

Acceso

Registro

*
*
*
*
*

* Campo requerido