Acceso Registro
Banner

Padre de Alexander Mora acepta resultados de peritos argentinos

E-mail Imprimir PDF

Ezequiel Mora, padre de Alexander, dijo no sentirse debilitado y mandó a sus hijos y sus familiares a la marcha que el sábado se realizó en la Ciudad de México para pedir justicia por la desaparición de los 43 estudiantes.

Un altar con fotografías, flores y veladoras colaron familiares en la humilde casa donde vivía Alexander Mora Venancio, luego de que la PGR confirmó que sus restos fueron identificados en un laboratorio de Austria.

 Su padre Ezequiel Mora, y sus hermanos Hugo y Omar, así como familiares y amigos, lloraron a Alexander desde el viernes, cuando peritos del Equipo Argentino de Antropología Forense les notificaron que el joven normalista fue identificado en Austria por un hueso y una muela, los cuales les serán devueltos en unos 15 o 20 días, y hasta entonces podrán hacer un funeral.

 Al conocer la noticia, Ezequiel Mora dijo no sentirse debilitado, y mandó a sus hijos y sus familiares a la marcha que el sábado se realizó en la Ciudad de México para pedir justicia por la desaparición de los 43 estudiantes.

 El padre del joven normalista aceptó los resultados pero dijo que su ánimo para exigir justicia no decaerá.

 “Me siento orgulloso de ustedes que han levantado mi voz, el coraje y mi espíritu libertario, no dejen a mi padre solo con mi pesar, para él significo prácticamente todo, la esperanza, el orgullo, su esfuerzo, su trabajo y su dignidad”, fue la carta que los familiares leyeron el sábado a nombre de Alexander.

 Alexander Mora, de 21 años, era huérfano de madre, vivía en una casa de techo de lámina, con piso de tierra, con sus dos hermanos y su padre. Estudiaba desarrollo regional en la Universidad Autónoma de Guerrero, pero su vocación de ser maestro –pese a la resistencia de su padre- lo llevó hasta la Escuela Normal Rural Raúl Isidro Burgos, donde apenas estudiaba el primer grado cuando desapareció con los otros 42 estudiantes, quienes según la PGR fueron asesinados y calcinados por sicarios de Guerreros Unidos. “No le lloramos a Alexander, su caída va a florecer en la revolución, que sepa donde quiera que esté que vamos a hacer justicia”, soltó la noche del sábado el señor Felipe de la Cruz, vocero de los padres durante un mitin en el Monumento a la Revolución. El gobernador interino de Guerrero, Rogelio Ortega Martínez, decretó tres días de luto en el estado por la confirmación forense de Alexander.

 En conferencia de prensa en la normal de Ayotzinapa, Manuel Olivares, uno de los abogados de los padres, señaló que aún faltan por analizar seis restos óseos, los cuales se encuentran en la Universidad de Austria, y la obtención de resultados tardaría dos o tres meses más.

 Asimismo, dijo que siete expertos de la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) y tres mexicanos se sumarán a las investigaciones del caso Ayotzinapa.

El Economista/Jorge Monroy 

Artículos relacionados

Banner

Acerca de

Redes Sociales

Acceso

Registro

*
*
*
*
*

* Campo requerido