Acceso Registro
Banner

Secretaría de Salud fortalece acciones para evitar daños a la salud en temporada de lluvias

E-mail Imprimir PDF

La Secretaría de Salud del estado de Querétaro fortalece la vigilancia epidemiológica de daños a la salud asociados a la temporada de lluvias, con el fin de tener una participación oportuna en las contingencias que se pudieran presentar derivados de los eventos hidrometeorológicos graves.

El principal objetivo es atender adecuada y oportunamente a la población en riesgo o que haya sido afectada por problemas derivados de las lluvias, y tomar las medidas preventivas y de control que reduzcan los riesgos a la salud.

El trabajo de la dependencia se realiza antes, durante y después de estos eventos. Previo al inicio de la temporada de lluvias, se enfocan acciones en coordinación con otras instituciones como la Coordinación Estatal de Protección Civil (CEPC) y la Comisión Estatal de Agua (CEA). Con la CEA se lleva acabo el monitoreo de las situaciones climatológicas de forma diaria y con la CEPC se realiza inspección de edificios o inmuebles que están programados como alojamientos temporales, que se instalarán de ser necesario.

Una vez que comienzan las lluvias, se difunden las medidas preventivas, principalmente para enfermedades transmisibles como diarreas, infecciones respiratorias, infecciones de la piel y conjuntivas. Asimismo, se realiza búsqueda intencionada de casos en las zonas afectadas; se monitorean las condiciones de las fuentes de abastecimiento de agua y el manejo de agua intradomiciliaria; se vigila la adecuada disposición de basura y excretas; se trabaja en la prevención y control de fauna nociva; se brinda atención médica; y de ser necesario, se participa en la instalación y atención de alojamientos temporales.

Con la finalidad de proteger la salud de la población en esta temporada, la dependencia estatal emite las siguientes recomendaciones para prevenir enfermedades diarreicas, respiratorias, dermatitis y conjuntivitis:

 Evitar cambios bruscos de temperatura al utilizar ventiladores o aire acondicionado.

Cambiar la ropa húmeda en caso de haberse mojado.

Al toser o estornudar cubrir boca y nariz con un pañuelo desechable o con el ángulo interno del codo.

Lavarse las manos con agua y jabón antes de preparar alimentos, antes de consumirlos, después de tocar alimentos crudos, después de ir al baño, después de cambiar pañales, toser o estornudar.

 En caso de inundación es fundamental: seguir indicaciones de autoridades correspondientes; asegurar que el agua de uso, para beber y preparar alimentos esté desinfectada; mantener los alimentos en lugares secos lejos de paredes y piso; evitar contacto con el agua contaminada; examinar verduras, frutas y cereales almacenados que no tengan hongos.

De igual forma es importante: colocar latas y frascos de alimentos golpeados o rotos, así como alimentos que se hayan mojado con agua sucia en depósitos de basura; retirar alimentos perecederos (cárnicos, lácteos) que hayan perdido la cadena de frío debido a cortes de energía eléctrica.

 En caso que el agua haya invadido su casa, cuando haya bajado el nivel de agua es necesario limpiar y desinfectar paredes, pisos y otras superficies que hayan sido alcanzadas por el agua. En caso de muebles tapizados, deberá limpiarlos, desinfectarlos, y dejarlos secar al sol.

 Al término de la limpieza, lavar bien las manos con agua potable o desinfectada y jabón; de la misma forma lavar con agua caliente y detergente la ropa contaminada con el agua de la inundación.

 La exposición al moho puede provocar enfermedades, por lo que ante la presencia de congestión nasal, irritación en ojos o en piel, y dificultad para respirar, se debe buscar atención médica en la unidad de salud más cercana.

 Durante la temporada de lluvias es necesario aumentar la precaución para evitar la transmisión de Dengue, Chikungunya, y Zika, por ello se debe eliminar los criaderos del mosco transmisor:

 Tapar, eliminar, voltear o tirar cualquier objeto o recipiente que pueda almacenar agua de lluvia.

Cambiar constantemente el agua de los floreros.

Eliminar la hierba alrededor de la vivienda.

Deshacerse de llantas botellas y demás utensilios que ya no se usen.

Utilizar mosquiteros en ventanas.

Para evitar acumulaciones de agua posterior a la lluvia se debe barrer el patio, la azotea y la calle.

 Ante síntomas como dolor de cabeza, fiebre, malestar estomacal, acuda a la unidad de salud más cercano para su atención.

Nota Informativa

Artículos relacionados

Banner

Acerca de

Redes Sociales

Acceso

Registro

*
*
*
*
*

* Campo requerido